Algas

Algas

¿Algas?

¿Qué opinas del cochayuyo? ¿Te gusta?, ¿te da asco? la verdad es que a la mayoría le desagrada, en nuestra generación se perdió la costumbre de comer cochayuyo y nos cuesta agregarlo a la comida  diaria.

Que aportan las algas

Hay una amplia variedad de algas comestibles, que son increíblemente beneficiosas para nuestra salud. El contenido de nutrientes que tienen es mucho más alto que las plantas terrestres.

Un mar de nutrientes

Contienen vitaminas A, C, D, E,  B1, B2, fósforo, potasio, hierro, yodo, fibra y sodio, nutrientes esenciales de fácil asimilación Posee 10 veces más calcio que la leche, esto las hace estar en la categoría de los superalimentos.

Son súper ricas… en yodo 

Un mineral fundamental para el funcionamiento de la glándula tiroidea, y para la salud en general. La tiroides es una de las glándulas endocrinas más grandes del cuerpo y es responsable de una diversidad de procesos muy importantes como el uso de energía, la creación de proteínas, el sistema inmune y nuestra reacción a otras formas hormonales. Muchos problemas de tiroides se deben a una falta de yodo, ya que el cuerpo no produce suficientes cantidades de yodo por su cuenta y se tiene que consumir a través de los alimentos.

Mas beneficios aun

Ayuda a estabilizar el azúcar en la sangre, limpiar el organismo, purificar y alcalinizar la sangre, ayuda a eliminar metales pesados del organismo. Tiene propiedades antivíricas, antiinflamatorias e inmunomoduladoras, fortalecen el sistema inmune y previenen múltiples enfermedades. Son súper saciante pero no engordan, ideal para las dietas bajas en calorías.

¿Qué algas comestibles existen?

  • Carola
  • Cochayuyo
  • Chicoria de mar
  • Luche
  • Kombu
  • Dulce
  • Kelp
  • Wakame
  • Fukus
  • Espagueti de mar
  • Chlorella
  • Nori
  • Agar agar

Entre otras.

 

Increíbles beneficios

Como ves los beneficios que nos aportan a la salud son asombrosos, básicamente podemos regular el funcionamiento de nuestro organismo, solo incluyendo algas en nuestra dieta. aunque es un sabor adquirido, es decir, que tenemos que acostumbrarnos al sabor fuerte y salado que tienen, podemos encontrar la forma de incluirlas sin tener que lidiar con su sabor, por ejemplo, al molerlas secas, podemos reemplazar la sal de mesa por sal de algas, mucho más sano obvio. o agregarla a guisos de legumbres para que se ablanden más rápido, o en forma de hojuelas agregada a las ensaladas. De a poquito nos acostumbraremos a su sabor y ya más adelante podremos comer ceviche o charquicán.

 

Cochayuyo en los niños

Es común que durante la dentición en los bebés les pasemos una varita de cochayuyo para que muerdan, la textura firme y chiclosa, nos asegura que no sacaran un trozo y se vayan a atorar con él, y además al “chupetearlo” y mordisquearlo consumen todos los nutrientes que necesitan y que son beneficiosos para ellos. Solo hay que lavarlo bien y dárselo crudo, ya que mantiene mejor sus propiedades, puedes dárselo también en papillas o guisos, para que se acostumbren al sabor y no tengan problemas al comerlo, ya que si lo incluimos en su comida cuando sean más grandes, lo pueden rechazar por su fuerte sabor.

 

¿Qué vamos a comer con cochayuyo?

 

De las algas que consumimos relativamente seguido, la más común es el cochayuyo (sin contar el nori en el sushi, obvio) en guisos, ceviches y ensaladas, de a poco nos hemos ido acostumbrando a su sabor fuerte, aunque fue más difícil acostumbrarse al olor la verdad. La receta más exitosa la verdad han sido las croquetas de cochayuyo y aquí va la receta.

 

Croquetas de cochayuyo

 

Ingredientes

 

Un atado de cochayuyo fresco y tierno.

2 huevos de gallina feliz

½ taza de avena

1 cucharada de cilantro

Orégano, sal, pimienta

½ cebolla

2 dientes de ajo

½ pimentón rojo

 

Preparación de las croquetas

Primero, debes lavar muy bien el cochayuyo y dejarlo remojando en agua caliente durante toda la noche, ponlo en una olla y tápala porque al inflarse con el agua, sube y se arranca de las fuentes. Al día siguiente, cuando esté listo el cochayuyo, escúrrelo y con un cuchillo córtalo en trocitos pequeños. En una fuente, mezcla la avena con los aliños, bate los huevos para romper el ligue y mézclalo con los ingredientes secos. En un sartén  sofríe la cebolla y el pimentón picados en cubitos pequeñitos y el ajo molido. une todos los ingredientes y mézclalos bien, si la mezcla te queda muy seca, puedes agregarle un huevo mas o un chorrito de leche o agua, la idea es que te quede con la consistencia necesaria para formar croquetas con una cuchara, no es necesario que quede muy dura.

Calienta en un sartén un poco de aceite y agrega la masa de las croquetas con una cuchara y aplástalas para que queden bajitas aproximadamente de 2 centímetros de grosor, déjala hasta que se dore y la volteas para que se dore por el otro lado. Cuando las saques déjalas sobre un papel absorbente para quitar el exceso de aceite.

 

Lista las croquetas!

 

Listo, tenemos unas ricas y saludables croquetas, ahora si las quieres más saludables, las puedes hornear, en vez de freír, o con esto mismo también puedes hacer una tortilla o agregándole los huevos batidos, las claras a punto nieve y luego las yemas, mezclas todo y puedes hacer un budín al horno, todo es cosa de imaginarse e ir variando las preparaciones.

Puedes acompañarlas con ensaladas surtidas, arroz, puré fideos, etc.! es cosa de gusto con que lo quieres acompañar, a mi me gusta con ensaladas surtidas, queda más fresquito para almorzar y los sabores se mezclan mucho mejor.

 

Algas en la dieta

Espero que te haya gustado esta receta y te animes a incluir las algas en tus comidas, de a poquito, nadie nos apura, además hay que ir entrenando el paladar y atreverse a probar sabores y combinaciones nuevas, para aprovechar todos los ricos beneficios que nos da la naturaleza en todo su esplendor.

 

Karen Berger, Chef y Pastelera Apasionada

 

 

 

 

Deja un comentario