La comida del verano

La comida del verano

La comida de verano

¿Saben que es lo más rico del verano? la gran variedad de frutas y verduras, me encanta!! Tener a mi disposición tantos colores olores y sabores, para entrar a la cocina y crear lo que se me ocurra, me fascina!

Humitas

Hoy me quiero dedicar a contarles sobre las Humitas. Acá donde vivo, las humitas se vuelven casi una celebración en las familias, donde todos ayudan y todos tienen un trabajo que hacer para que la enorme cantidad de humitas, esté lista para “la once” (nunca están listas para el almuerzo! )

La huminta o humita viene del quechua JUMINT`A, que significa pan que se hace con maíz en hojas de choclo, es de origen andino. Consiste en una pasta o masa de choclo (Humero) aliñada con albahaca, sal, ajo, cebolla y algunas personas les agregan ají, queso, leche o mantequilla a la preparación, pero ahí queda en el gusto de cada familia. Esta pasta de choclo, se pone dentro de las hojas de este mismo, (hay que elegir las hojas, las más grandes son las que sirven) y se cierran con hilo o parte de las mismas hojas a modo de “paquetito” se ponen a cocer en abundante agua, luego listas, se desenvuelven y se come el choclo cocido.

Esta preparación es de las pocas que se mantienen por los años, y se aprovechan los choclos grandotes que salen en el verano, creo que verlos en las verdulerías es el primer indicio que las vacaciones de verano están por comenzar.

Beneficios del choclo

El choclo es un cereal proveniente de América, existe hace mas de 6500 años, tiene gran cantidad de minerales, proteínas, vitaminas, hidratos de carbono y azucares, es un alimento muy completo y nutritivo, aportando a nuestro cuerpo energía. Aporta casi la mitad de las calorías que podemos necesitar en el día, tiene un 60% de proteínas y se recomienda consumirlo con otros alimentos que contengas aminoácidos.

  • Es un hidrato de carbono complejo
  • Posee vitaminas A y B
  • Magnesio y potasio
  • Alto en fibra
  • No contiene gluten
  • Es un alimento muy saciante al contener alta cantidad de almidón
  • El choclo cuenta con una proporción alta de proteínas, pero no todas son completamente asimilables para nuestro organismo. Esto se debe a que algunos aminoácidos del maíz más le leucina neutralizan la absorción de niacina, un componente que puede ocasionar varias enfermedades, a la piel, al sistema digestivo o al nervioso. Es por esto que es relevante que el maíz se consuma junto a otros alimentos como legumbres o verduras para complementar esta ausencia.
  • Es rico en fibra soluble
  • Es un gran alimento, pues también sirve para combatir estados de depresión, estrés, algunos problemas cardiovasculares, y ciertos tipos de cáncer, como el de mama por ejemplo.

Como ven el choclo es más que el eterno acompañante de las arvejitas, posee muchos benéficos para nuestro cuerpo y además combinándolo con mas verduras y legumbres conseguimos una comida bastante saciadora y completa.

Y ¿qué vamos a preparar?

HUMITAS

 Por supuesto! Esta es la mejor receta de humitas de la historia! les quedaran deliciosas, se los aseguro.

Ingredientes

  • 3 choclos humeros (de los grandes)
  • 1 cebolla
  • 3 dientes de ajo
  • 1 mata de albahaca
  • Sal
  • Agua
  • Hilo para amarrar

Preparación

  • Necesitas, algo para moler el cholo, puede ser un molino, una juguera, una 123 o mini pymer.
  • Guarda las hojas, así que cuando peles los choclos sácale las hojas con cuidado.
  • Desgrana los choclos pica la cebolla en trozos, sácale las hojitas a la albahaca, y muele todo de a poco con un poco de agua y sal, puedes poner leche en vez de agua si quieres. Procura no poner mucha cantidad para que te quede espesa y no se salga de las hojas.
  • Pon las hojas haciéndoles una camita y con ayuda de un cucharon pon uno de pasta dentro de las hojas, luego ciérralo como si fuera un paquete y amárralo con el hilo, te va a quedar un paquetito, asegúrate que no quede muy suelto para que no se desarme.
  • Pon a hervir agua con sal en una olla grande y cuando este burbujeando, agrega las humitas y déjalas hervir aproximadamente 50 minutos, para que no te queden duras.

Listas las Humitas, a comer

Cuando estén listas, las sirves calentitas, les sacas la hoja y las puedes acompañar con ensaladas de tomate, lechuga, cebolla o las que más te gusten! hay algunas personas que les ponen queso adentro de las humitas y personalmente las recomiendo, también puedes ponerle encima azúcar o mantequilla, conozco a alguien que le pone de todo encima y se las come con muchas ganas, debes intentar que te gusta más a ti.

Con esta receta salen aproximadamente 8 humitas. Las que te sobren (si es que te sobran)  para calentarlas las metes al horno o sobre un tostador y cuando las hojas estés tostadas, ya están calentitas por dentro. No las hagas muy grandes para que sean más rápidas de cocer.

Ah! antes que se me olvide, si quieres tener humitas por varios meses más después de la temporada, prepáralas, y cuando se enfríen las congelas, para descongelarlas solo las metes al horno.

Qué alegría ver los choclos

Así que cuando veas los choclos grandotes o los flaquitos, es porque llegó el verano y las recetas de la temporada empiezan a aparecer, puedes hacer humitas pastel de choclo o porotos granados, de-li-cio-so! Siempre prefiere los vegetales frescos para aprovechar la temporada.

Prepara las humitas y aprovecha sus beneficios y recuerda siempre acompañarla con ensaladas para aprovechar todo lo que este magnífico vegetal nos da.

Karen Berger, Chef y Pastelera Apasionada

 

 

Deja un comentario